Galería

Las discusiones en la pareja

Las discusiones en la pareja

Una de las cuestiones que más preocupan a las parejas cuando acuden a terapia son las discusiones. Algunas veces el motivo del que se aquejan es que siempre han estado bien y de repente no paran de discutir por cualquier cosa.

Otras es que llevan un tiempo en que las discusiones empiezan a tener consecuencias importantes y se han generado otro tipo de dinámicas como reproches, falta de respeto, etc.

La falta de consenso en decisiones como la educación de los hijos, la gestión de los espacios individuales y compartidos y la repartición de tareas añaden con frecuencia dosis de malestar que hacen que las discusiones se vivan, si cabe, con más desesperación.

Sin embargo las discusiones son ingredientes necesarios para conocerse, crecer y amarse mejor. Tal vez, lo que las hace no deseadas sea más la manera en la que se discute, el significado que se le otorga a las discusiones que la discusión en sí. También la historia que llevan detrás condiciona ya como cada uno reacciona ante una nueva discusión.

Tengo que confesar que yo tuve una época en que aborrecí las discusiones, y precisamente, mi pareja es de las que le gusta “poner toda la carne en el asador”, y reconozco que lo hace de lo más bien. Así que no me quedó más remedio que empezar a mirar estos momentos de manera diferente, y de hecho se lo agradezco infinitamente. Cómo suelo decir ahora: Discute más, discute mejor.

Hemos sido educados, mayormente, en la cultura de que la resolución de los conflictos y el final de las discusiones pasa por llegar a un consenso, cuando muchas veces esto no es posible ni deseable. Con frecuencia la mejor manera de solucionar las discusiones pasa por respetar las discrepancias y el punto de vista del otro. Cuando hacemos esto además tenemos la oportunidad de incorporar algo distinto y de alguna manera enriquecernos, algo así como ir a un país diferente y probar sus costumbres, su comida, sus rituales, sin por ello, abandonar los nuestros.

Aun así hay aspectos que necesitan del consenso, a veces para algunas parejas es muy importante el cómo educar a los hijos (hablaré de esto en otro post). Entonces resulta necesario llegar a un consenso, por lo menos, en ciertas cuestiones. Sigue siendo importante discutir, como se discute en otras áreas de la vida.

Al fin y al cabo en los equipos hay discusiones, y ¿ qué es la pareja si no un equipo de dos personas? Discutir y mantener el equilibrio de la pareja es posible, y más que eso, recomendable para conocerse y seguir creciendo. Sólo hay que aprender nuevas maneras de discutir y estar dispuesto, como en todo aprendizaje, a perseverar.

Anuncios

2 Respuestas a “Las discusiones en la pareja

  1. Pingback: ¿Vacaciones compartidas? | IRENECALATAYUD

  2. Pingback: Educar a los hijos desde el consenso | IRENECALATAYUD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s