Archivo de la categoría: Crecimiento personal

La sanación como proceso

En la naturaleza todo tiene su tiempo, su ritmo y sus leyes, da igual las pretensiones que tengamos; un árbol no dará fruto si las condiciones climáticas son adversas y los cuidados inadecuados, no podremos cosechar una siembra en la estación anterior ni tampoco sembrar algo antes de tiempo sin que el terreno esté preparado para sostener su crecimiento.

Así como ocurre en la naturaleza, ocurre en las personas, con la diferencia de que las personas pierden esta perspectiva; subestiman los ritmos, se apresuran en conseguir resultados y saltan fases necesarias. Un claro ejemplo de ello lo podemos observar en la crianza de los niños en procesos como caminar, hablar, dejar el pañal en los primeros años y después en edades más avanzadas en la comprensión o adquisición de determinadas destrezas.

La terapia no es una excepción a estas expectativas. La sociedad en la que vivimos; donde impera la gratificación inmediata, el culto a la velocidad y la información a un clic fomentan esta dependencia de la inmediatez y de la sensación de que algo que toma su tiempo no funciona. Nada más lejos de la realidad.

En medio de todo esto la perseverancia, la paciencia, el sostener la incertidumbre… se convierten en valiosas cualidades, como dice Carl Honoré, ´en un mundo adicto a la velocidad la lentitud es un superpoder´ (para quién esté interesado sus libros son una joya, los recomiendo encarecidamente).

De esta manera la terapia y la búsqueda de respuestas se asimila a un proceso de jardinería; donde cada labor, acción, cambio observable requiere de un tiempo y proceso -a veces imperceptible- que va preparando y abonando el terreno poco a poco, como el agricultor que es  sabedor de la importancia de arar y preparar un terreno para que sea fértil y germinen las semillas sembradas.

Comparto un fragmento de Rainer Maria Rilke en Cartas a un joven poeta  que hace alusión a esto, ´tenga paciencia con todo lo que no está resuelto en su corazón e intente amar las preguntas mismas, como cuartos cerrados y libros escritos en un idioma muy extraño. No busque ahora las respuestas, que no se le pueden dar, porque usted no podría vivirlas. Y se trata de vivirlo todo. Viva usted ahora las preguntas. Quizá luego, poco a poco, sin darse cuenta, vivirá un día lejano entrando en la respuesta´.

Feliz vida, nos vemos pronto!

Galería

Camino a la libertad

La libertad es aquello que ocurre cuando la persona se desprende de cualquier requerimiento para cubrir su necesidad existencial más emergente. Hemos crecido condicionando nuestras necesidades de afecto, descanso, diversión, satisfacción, poder…. El origen de nuestra frustración se debe, en … Sigue leyendo

Galería

Aprendizajes de vida III: Nada me pertenece

¡Hola de nuevo! Después de algo más de un año retomo mis escritos, aunque siento que más tarde de lo que me hubiera gustado ¡me siento muy feliz de volver a estar por aquí con vosotros! En todo este tiempo … Sigue leyendo

Galería

En el corazón de la vida

Esta galería contiene 1 fotos.

Decía Confucio que tenemos dos vidas y que la segunda comienza cuando nos damos cuenta de que sólo tenemos una. No puedo estar más de acuerdo. Creo que el mayor impacto que puede causar a una persona replantearse su manera … Sigue leyendo

Galería

El camino de vuelta

Esta galería contiene 1 fotos.

Una de mis maestras suele emplear esta expresión, ¿por dónde se sale de un laberinto sin salida? Por dónde has entrado. Sencillo, ¿verdad? Sin embargo pienso en las veces que me he encontrado en un laberinto y me he ocupado … Sigue leyendo