Galería

Aprendizajes de vida II

Aprendizajes de vida IIA poco de las vacaciones aprovecho para escribir sobre un tema que mantiene mi interés: la urgencia por resolver y por cerrar asuntos, la urgencia por conseguir o por hacer un cambio.

Suelo releer algunos de los posts que escribo un tiempo después y me surgen asuntos sobre los que explorar, este es el caso de este post, donde hablaba de la repetición de hechos que suceden en nuestras vidas y dónde a más repetición suele haber más urgencia por cerrar y resolver.

Frases y pensamientos del estilo ´¿Por qué me pasa esto otra vez?`, ´ ¿Por qué si ya sé esto vuelvo a hacer esto otro?`, ´ ¿Qué necesito para dejar de repetir esto? `, ´¿Cuándo dejaré de pensar así? ` acostumbran a ser fruto de la frustración que se siente cuando uno vuelve a caer en un hábito o en una dinámica no deseada.

A poco que nos observemos veremos que es fácil frustrarse cuando tenemos expectativas ya no sólo de qué debe de ocurrir y de que no, sino en cuanto tiempo y de que manera.

Hay una reflexión de Portia Nelson titulada ´AUTOBIOGRAFÍA EN 5 CAPÍTULOS`que ilustra de una manera simbólica y breve cómo se gesta el proceso de repetición y se llega al cambio.

Capítulo I Voy andando por la calle Hay un agujero profundo en la acera Me caigo Estoy perdida… No sé qué hacer No es culpa mía. Tardo siglos en salir.

Capítulo II Voy por la misma calle Hay un agujero profundo en la acera. Hago como que no lo veo Me vuelvo a caer. No puedo creer que me haya caído en el mismo sitio. Pero no es culpa mía. Tardo bastante tiempo en salir.

Capítulo III Voy por la misma calle Hay un agujero profundo en la acera. Veo que está ahí Me caigo… Es una rutina, pero tengo los ojos bien abiertos. Sé dónde estoy Es culpa mía Salgo rápidamente.

Capítulo IV Voy por la misma calle Hay un agujero profundo en la acera. Lo esquivo.

Capítulo V Voy caminando por una calle distinta.

El cambio es lento y paulatino. A menos que uno acepte que es así va a frustrarse por impaciente o por creer que no es capaz. Va a exigirse y a torturarse si no ve los resultados que van ligados a sus expectativas. Si uno sigue repitiendo hábitos y cayendo en ciertas dinámicas a pesar de pensar que ya había llegado donde quería tal vez es que no está  en el lugar que cree estar. Para el cambio hace falta conciencia, y la conciencia tiene varios niveles y requiere presencia y un continuo trabajo. Si uno acepta esto todo se vuelve más fácil y menos urgente.

Seguimos  en septiembre, felices vacaciones!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s